viernes 28 de enero de 2022 - 4:05 PM

Subir la tasa de interés para controlar la inflación: el gol del Banco de la República

La Junta Directiva del Banco de la República, en su primera sesión del año, decidió subir la tasa de interés en 100 puntos básicos y la ubicó en 4%. Entre las razones es controlar la inflación, que en diciembre registró una variación de 0,73%, superior en 30 puntos a lo proyectado por el equipo técnico del Emisor.

En su primera sesión del año, la Junta Directiva del Banco de la República continuó con el proceso de normalización monetaria y subió ayer la tasa de interés en 100 puntos básicos, ubicándola en 4%.

La decisión del Emisor fue cinco votos contra dos, estos últimos votaron por elevar la tasa de interés en 75 básicos.

Entre las razones de discusión de política monetaria, se tuvo en cuenta que la inflación total continuó su tendencia al alza al registrar en diciembre una variación de 0,73%, superior en 30 puntos a lo proyectado por el equipo técnico del Emisor.

Control

El analista financiero Diego Palencia explica que el país se enfrenta al peor choque económico de su historia reciente, que ha causado una distorsión absoluta en los principales factores macroeconómicos.

“Uno de ellos ha sido la velocidad de aumento de la inflación, que muestra serios indicios de ser una inflación de posguerra, que debe ser contenida, pero sin afectar el crecimiento económico. El aumento de 100 puntos básicos es un mensaje directo de su compromiso con la reactivación, pero una señal directa que debemos controlar la inflación en el primer semestre de 2022”.

Agrega que la velocidad de aumentos prudenciales será vital para luchar contra el monstruo grande de la inflación que pisa fuerte.

“Asimismo, mantenemos tasa de interés real negativa, por lo cual esperamos aumentos sucesivos en los próximos meses hasta lograr un equilibrio ligeramente contractivo en la economía colombiana”.

Lea: Banco de la República sube la tasa de interés en 100 puntos básicos, ubicándola en 4%

Los que ganan y los que pierden

El analista económico y bursátil Andrés Moreno Jaramillo puntualiza que en abril 2018 el Emisor dejó las tasas de interés en 4,25%, luego estuvieron quietas hasta marzo de 2020, cuando las bajó a 3,75%. Después en septiembre de 2020 bajaron a 1,75%, y en septiembre de 2021 la subieron a 2,00%.

Califica la decisión del Banrep como un gran manejo de la política monetaria. “El aumento de la tasa es importante porque la inflación golpea muy duro el bolsillo de los colombianos, entonces es para controlar y que no haya tanto dinero circulando en la economía y que los precios se controlen un poco”.

Sostiene que hay afectaciones positivas y negativas con esta decisión. Por ejemplo, aquellas personas que adquirirán nuevos créditos, de pronto, tendrán una tasa interés un poco más alta. En el caso de las personas que empezarán a invertir en CDT y en portafolios conservadores de corto plazo también obtendrán un retorno de inversión más alta.

“Hay que tener cuidado con las deudas porque están subiendo las tasas de interés y los inversionistas alégrense porque comenzarán a tener mejores retornos con tasas de interés a corto plazo”.

Por encima de lo esperado

Sergio Olarte, economista principal de Scotiabank Colpatria, afirma que el mercado esperaba que la subida fuera tres cuartos de punto porcentual, es decir 75 puntos básicos, pero fueron 100 puntos.

“Las razones dan referencia a que la inflación sorprendió en alza a diciembre y los efectos de indexación de la inflación, es decir, la subida del salario mínimo por encima del 10% hace que el ajuste de precios sea más alto este año también y pueda terminar la inflación por encima del rango meta, alrededor del 4,5%.

Agrega que el crecimiento de la economía se considera que fue de más del 10% el año pasado y puede ser mayor al 4% este año haciendo que el Banco de la República no vea la necesidad de tener una tasa tan baja, como estaba hace un mes, debido a que la economía ya está rodando a un buen nivel, más o menos a largo plazo.

“Lo que esperamos a futuro es que la subida de la tasa de interés sea aún más acelerada y pueda llegar a niveles de entre 5% y 5,5% para junio de este año. La próxima reunión será en marzo, pero ya nos anticiparon que la tasa de interés de largo plazo, esa que llaman neutral, también subió, según los últimos cálculos del staff del Banco de la República, por lo que seguramente la tasa de interés terminal de este ciclo de subida de tasas de interés va a ser mayor al del 5% estimado inicialmente, es decir, entre 5,5 % o 6%”, proyecta el economista.

Lea: Un colombiano emite en promedio al año 1,6 toneladas de CO2

Decisiones

El ministro de Hacienda, José Manuel Restrepo, señaló ayer en la rueda de prensa, que el grueso de la decisión responde a un aumento en las expectativas de precios, al aumento de precios del mes de diciembre, a la manera como se van generando las expectativas de la economía y al contexto internacional.

“Esta decisión, de ninguna manera, significa que la política monetaria no seguirá siendo expansionista como ha sido hasta este momento. A pesar de la decisión, la tasa de interés real sigue siendo negativa y por lo tanto contribuirá al dinamismo de la economía”, sostuvo Restrepo.

El gerente general del Banco, Leonardo Villar, agregó en la rueda de prensa que la inflación básica medida por el indicador sin alimentos ni regulados cerró el año en 2,49%. El promedio de los indicadores de inflación básica arrojó un registro de 3,45% al finalizar el año.

En ese sentido, el equipo técnico del Emisor aumentó sus pronósticos de la inflación total y la inflación básica para este año, esperando que lleguen a 4,3% y 4,5% en 2022, y se ubiquen en 3,4% y 3,6% en 2023.

Además, la decisión tuvo en cuenta que el Indicador de Seguimiento a la Economía en noviembre continuó expandiéndose. Así se reafirmó una proyección del PIB para 2021 cercano a 10%.

“Con este crecimiento, el PIB de todo 2021 superaría en niveles el de 2019 y los excesos de capacidad existentes estarían por cerrarse. Para 2022 el pronóstico se ubicaría alrededor de 4,3%”, indicó Villar.

Por otro lado, se espera que la cuenta corriente de la balanza de pagos cierre 2021 con un déficit de alrededor de 5,7% del PIB. Para 2022 se espera que el desbalance empiece a moderarse hacia un nivel de 4,9% del PIB.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Image
Miguel Orlando Alguero

Periodista económico en Vanguardia. Magíster en Estudios Políticos, de la Universidad de Caldas. Comunicador Social – Periodista, egresado de la Universidad Pontificia Bolivariana. De La Guajira.

@MiguelOrlandoAM

malguero@vanguardia.com

Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad