jueves 09 de mayo de 2019 - 12:00 AM

Irán regresa

Aunque el acuerdo nuclear sigue en pie, Irán dio marcha atrás en algunos compromisos del mismo, lo que abre un espacio de inestabilidad en la región más volátil del mundo.

Tras el anuncio iraní de desmarcarse de los compromisos alcanzados en virtud del acuerdo nuclear suscrito en 2015 con Estados Unidos y otras potencias mundiales, hay mucho en juego: la proliferación nuclear en una zona de alta volatilidad como el Medio Oriente.

En concreto, la república islámica suspende el compromiso de limitar sus reservas de agua pesada y uranio enriquecido estipuladas en el acuerdo internacional que limitaba de manera drástica su programa nuclear.

Su presidente, Hasan Rohaní, forzando el lenguaje de amenaza, le hizo saber ayer a los firmantes europeos del pacto nuclear que deben actuar en un plazo de 60 días para negociar, a fin de que le garanticen los intereses de su país. Es decir, eliminar las actuales restricciones a las exportaciones de petróleo iraní y al sistema bancario impuestas por Washington.

En caso contrario, Teherán reanudará el enriquecimiento de uranio a escala industrial con el cual se fabrican armas atómicas.

El anuncio se produce en un ambiente tenso exacerbado entre Irán y Estados Unidos, que informó el pasado martes el despliegue de caza bombarderos B-52 al golfo Pérsico, que solo buscan poner a la república islámica contra las cuerdas para que acepte sus condiciones de limitar sus programas de misiles y su influencia regional.

Es claro que EE.UU. ha hecho de Irán su enemigo número uno en Oriente Medio.

Además, tiene lugar justo al cumplirse un año de la retirada unilateral de Estados Unidos del histórico acuerdo nuclear, suscrito en Viena, con Rusia, China, Francia, Alemania y Reino Unido.

Su objetivo primordial es impedir a toda costa que Irán pueda desarrollar armas nucleares a cambio del levantamiento de las sanciones internacionales que habían perjudicado gravemente a su economía.

Pero todo esto pende de la cuerda floja, a raíz de la decisión del presidente Donald Trump de retirarse del acuerdo, luego de 21 meses de intensas negociaciones por parte del gobierno de su antecesor, Barack Obama.

Asfixia económica

A Trump no solo le bastó con salirse del acuerdo al que calificó como “nefasto”, también optó por aplicar sanciones contra el régimen de los ayatolas, en agosto y noviembre de 2018. Por su parte, Teherán ha acusado a Trump de no cumplir su palabra y sus obligaciones.

Para Benjamín Herrera, docente de la Universidad Javeriana y experto en Asia, los iraníes han dicho que, teniendo en cuenta que los otros participantes del acuerdo no han cumplido con lo estipulado y Estados Unidos se retiró del mismo, ellos no van a vender los excedentes de producción de uranio enriquecido que es solamente uno de los aspectos del acuerdo.

En su opinión, este es el escalamiento de una crisis desde el momento mismo en que Trump se retiró el año pasado del acuerdo, conocido también como Plan de Acción Integral Conjunto y Completo (JCPOA por sus siglas en inglés), pero los europeos han manifestado que siguen apoyando el acuerdo, mientras Rusia y China sostienen la posición iraní.

Estos dos últimos países se pronunciaron ayer, en defensa de Irán, afirmando que ha cumplido con el acuerdo y culpando al Gobierno estadounidense de crear una situación “inaceptable” y de “escalar la tensión” en Medio Oriente.

A Alejandro Alvarado, analista internacional, no le extraña la medida adoptada por parte del régimen iraní, ya que hace un par de semanas había dicho que Estados Unidos no estaba cumpliendo con el JCPOA establecido en 2015.

En cuanto al incumplimiento por parte de Estados Unidos y de la solicitud de Irán de que la UE se desmarque de Whasington respecto al acuerdo nuclear, considera que le resta importancia a Washington como un actor que puede mediar y dar respuestas conciliadas a conflictos en otras regiones geopolíticas y además, debilita la posición de la UE respecto de Rusia.

Como segunda medida, Alvarado destaca que las relaciones que se habían intentado mejorar entre Trump y Teherán con este pacto nuclear, “en últimas vuelve a legitimar el poder de Rusia y de Irán en el contexto de Asia, y aumenta la polarización mundial en torno a Estados Unidos”.

También le puede interesar: ¿Revive la amenaza nuclear?

UE queda “huérfana”

José Ángel Hernández, experto en Historia Contemporánea y Medio Oriente, explica que las amenazas de Irán de congelar parcialmente el acuerdo nuclear, en definitiva quiere decir que suspende el compromisos de vender esos excedentes de uranio y agua pesada y que volverá a sus compromisos una vez se cumplan sus demandas.

Trump ha decidido “apretar las tuercas” con distintas sanciones desde el punto de vista económico, sostiene el experto, porque parece ser que “Irán quiere entrometerse en Iraq contra las tropas estadounidenses y sus aliados”, y por ello el presidente norteamericano decide presionar a la república islámica.

“De manera curiosa e inusual, lo que es evidente es que Trump es un político que cumple sus promesas, el caso es que Irán no es que se retire de los compromisos, sino que parcialmente los reduce”, insiste.

El caso es que al ejercer presión, la Unión Europea pues se queda un poco “huérfana” en cuanto a que por ella sola no puede mantener ese acuerdo nuclear con Estados Unidos.

Así las cosas, lo que hace el régimen iraní es decirle “a las empresas europeas que se están retirando del mercado iraní, que resistan a la presión norteamericana, lo que ha hecho que la moneda del país se haya devaluado: la devaluación es del 30%”.

Hernández observa que las amenazas del secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, hacen que los iraníes estén en una situación bastante comprometida.

En este contexto, recuerda que también el gobierno de Trump designó el mes pasado a los Guardianes de la Revolución como grupo terrorista, lo cual les ha hecho bastante daño.

Los Guardianes de la Revolución son un cuerpo militar de élite fundado tras la Revolución Islámica de 1979 para proteger al sistema teocrático chiíta de Irán. Se trata de la primera vez que una institución militar extranjera de carácter oficial es catalogada como organización terrorista.

EE.UU.-Israel, alineados

Por otra parte, Hernández hace alusión a que Estados Unidos se alinea claramente con Israel, que ha estado a favor de que se sancione a la teocracia iraní, y también hay que recordar que tiene información precisa de lo cerca que están los iraníes de obtener un arma nuclear.

De hecho, ayer el primer ministro israelí Benjamín Netanyahu dejó clara su posición de respaldo a Washington.

“Israel no permitirá que Irán se haga con el arma atómica. Seguiremos combatiendo a quienes quieren destruirnos”, advirtió Netanyahu, quien fue uno de los mayores detractores del acuerdo nuclear suscrito en 2015.

Lea también: Winter is coming: Nueva carrera armamentista en el mundo

$!Irán regresa
Rusia sale beneficiado
La lectura de Jochen Kleinschmidt, profesor de la Facultad de Ciencia Política, Gobierno y Relaciones Internacionales de la Universidad del Rosario, es que la decisión de Irán deja abierta la puerta para regresar a lo pactado inicialmente como factor de persuasión.
En ese orden de ideas, agrega en ese sentido, que es una “reacción comprensible por parte de fuerzas de mano dura iraníes”.
Sin embargo, advierte que en realidad va a dañar el escenario de no proliferación nuclear, en medio de un ambiente tenso en una región donde también gravita la amenaza nuclear de Corea del Norte.
Uno de los actores que se beneficia a luz de esta realidad, a pesar de que Irán quede asilado de inversiones y tecnología occidentales, es Rusia, por su papel geoestratégico, subraya Kleinschmid.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad