miércoles 17 de junio de 2020 - 12:00 AM

Santurbán y el agua... ¿están en peligro?

Escuchar este artículo
Image
Columna de
Alberto Montoya

Yo defiendo el ambiente, el páramo y el agua y, por ningún motivo, aceptaría se pusiesen en peligro por la explotación minera de Minesa. Creo en los resultados de los estudios técnicos, realizados por consultores serios, reconocidos y conocedores del tema y no al “yo creo que” o, “me dijeron que” o, “fulanito dice que” o, “no creo porque eso es lo que dice la empresa”, o “los técnicos del Acueducto y del Area Metropolitana” han comprobado que Minesa está contaminando, cuando aún no se ha iniciado explotación alguna. Señores, esto no es un juego y por el capricho de fundamentalistas, con aspiraciones políticas, es inaceptable privar a Santander y al País de la obtención de importantes recursos frescos y soluciones sociales.

En el 2014, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible expidió la delimitación del Páramo de Santurbán, vigente en la actualidad. En el 2017, en oficios radicados ante la ANLA, las entidades Parques Nacionales de Colombia y la CDMB, afirmaron que el área de contrato de concesión de Minesa no se superpone con zonas del páramo.

El proyecto Minesa ocupará solo el 0.005% del área de Soto Norte, la trituradora estará en el fondo de la mina y los granos finos obtenidos serán llevados por dos túneles hasta la planta de beneficio, localizada en Suratá, en zona donde el impacto ambiental será mínimo; con trituradoras y químicos orgánicos (no utilizarán cianuro y mercurio) obtendrán el concentrado polimetálico, producto que será exportado para tratarlo en el exterior; al material restante se le reducirá la humedad, parte se utilizará para el retrollenado de los túneles (mezcla de materiales porosos que aseguran el flujo de aguas subterráneas) y el resto se compactará en taludes y se cubrirán con tierra y vegetación.

Para el proceso se utilizarán, en su mayoría, fuentes de agua subterránea y cinco plantas harán el tratamiento de las aguas utilizadas en la mina y en los procesos, como también las aguas servidas de los campamentos de Minesa, entregándolas aguas arriba de la confluencia de los ríos Suratá y Vetas, a 28 kilómetros de la planta de Bosconia en Bucaramanga y cumpliendo con los máximos estándares ambientales establecidos. ¡Juzguen ustedes!

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad