sábado 11 de julio de 2020 - 12:00 AM

Inflamación

La inflamación es una serie de reacciones o respuestas complejas que se presentan en el cuerpo humano cuando tenemos estrés, trauma, comemos alimentos chatarra...
Escuchar este artículo

La pandemia que nos afecta ha popularizado una serie de términos y temas médicos que confunde a las personas no familiarizada con la salud. Uno de estos es la inflamación que trataré de explicar, dando respuestas que los tranquilicen.

La inflamación es una serie de reacciones o respuestas complejas que se presentan en el cuerpo humano cuando tenemos estrés, trauma, comemos alimentos chatarra, nos exponemos a contaminantes ambientales, durante el embarazo y parto y cuando nos contagian una infección bacteriana, parasitaria o como el COVID, que es un virus primo de la gripa. Cuando un virus entra al cuerpo, se activa en forma inmediata el sistema de defensa con liberación y producción de millones de células llamadas glóbulos blancos o leucocitos que buscan formar una barrera a la entrada del gérmen. Esta activación libera gran cantidad de sustancias que actúan en forma local como en casos de una “raspadura” o en todos los órganos del cuerpo (sistémico) cuando es una infección por virus o bacteria. Las bacterias probióticos del sistema digestivo regulan la producción de estas sustancias, enviando unas a la base del cerebro, dónde se liberan otras, que producen los síntomas que caracterizan la inflamación como la fiebre, dolor de cabeza y piernas, sudoración, malestar general; coloquialmente decimos como si nos estuviera “pasando un camión por encima”. Ahora pensemos que la inflamación es un mecanismo de defensa que busca “defender” el cuerpo. A la vez deben producirse sustancias antiinflamatorias que estabilicen la inflamación para que no sea tan fuerte mientras “mata” el virus o bacteria. Algunos, en otras enfermedades, podemos presentar inflamación grave sin control, que afecta todos los órganos presentando lo que llamamos “falla orgánica” obligando a ingresar a cuidado intensivo y recibir ventilación mecánica; ejemplo, cuando tenemos dengue, un cáncer complicado, una peritonitis, un accidente severo, una cirugía de corazón abierto.

Por favor, cada vez que alguien habla de una cura mágica o medicamento nuevo para el coronavirus o encuentra “la pomada” para su cura, no debemos creer. Tenemos que es cuidarnos y protegernos mientras descubren una cura, si la encontramos.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad