jueves 19 de septiembre de 2019 - 12:00 AM

Economía Naranja en su ley

En toda Colombia, rica en diversidad natural y cultural, está el germen de la creatividad y eso nos potencia como nación
Escuchar este artículo
Image
Columna de
Víctor Solano

Ramón Atuesta, un veterano electricista que cableó todo Santander con un arnés en su cintura y espalda, desde hace unos años ha tenido la ‘energía’ para crear y administrar en Barichara, La Posada del Alfarero, un pequeño conjunto de cabañas que no se quedó en dar solo alojamiento, sino en ofrecer toda una experiencia en turismo cultural al aprender las técnicas de construcción como la tapia pisada, y el viajero puede hacer con sus manos, su propia teja en barro.

Entre tanto, Daniel y Sebastián Ramos de 14 y 12 años, en Socorro han creado un emprendimiento para hacer jabones, mieles aromatizadas, mantequillas corporales y pomadas, con miel de abejas que producen varias familias campesinas de la región y han desarrollado, también, Grandes Genios U, ‘la Universidad de niños para niños’ con cursos en temas que normalmente hay que esperar para ver en la universidad cuando se es adulto.

Ambos casos son claros ejemplos de esa economía circular, de la Economía Naranja en donde la creatividad, la innovación y la experiencia para sus usuarios son la clave.

Con la firma del Decreto 1669, con el que se persigue estimular la generación de empresas de Economía Naranja en Colombia a través la exención de impuestos durante siete años, se abre un nuevo capítulo para el emprendimiento en el país.

La Economía Naranja no es algo nuevo, pero su bautizo si lo es. A esta economía han pertenecido todos aquellos emprendimientos que desde la creatividad se han dedicado a ofrecer bienes y servicios con innovación, con la fuerza de su experiencia.

En toda Colombia, rica en diversidad natural y cultural, está el germen de la creatividad y eso nos potencia como nación para construir un destino lleno de posibilidades.

Si usted tiene una idea ganadora y está dentro de las 26 actividades de las industrias creativas consignadas en el documento, como creación audiovisual y musical, diseño, creación teatral, elaboración de joyas, edición de libros, fotografía, turismo cultural y consultoría informática, entre otras, usted puede ser el próximo gran empresario que genere empleos en su entorno. Es el momento, es ahora.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad