viernes 05 de abril de 2019 - 12:00 AM

“Mi hijo ingresó al IPA porque lo expulsaron de un colegio oficial”

Madres relataron parte del ‘calvario’ que vivieron en las instituciones educativas oficiales, antes de que sus hijos ingresaran al Instituto de Problemas de Aprendizaje. Las declaraciones fueron entregadas para justificar su rechazo ante la fusión con el colegio Politécnico, recién ordenada por la Secretaría de Educación de Bucaramanga.

Juan Esteban, un niño de 10 años, fue diagnosticado con síndrome de Asperger, un trastorno dentro del espectro del autismo y que afecta la interacción social, así como la comunicación verbal y no verbal. Este menor hace parte de los casi 400 estudiantes matriculados en el Instituto de Problemas de Aprendizaje, IPA, localizado en Bucaramanga.

Laura Santos, su madre, cuenta que llegaron al centro educativo hasta hace apenas dos años, luego de un incansable proceso entre varias instituciones, donde el comportamiento de su hijo era reprochado por sus compañeros y profesores.

Ella, quien no es más que una valiente bumanguesa, que refleja en su rostro las ganas de seguir luchando por los derechos de Juan Esteban, y por brindarle una mejor calidad de vida, durante mucho tiempo tuvo que aguantar que catalogaran a su hijo como “un niño problema”.

“Antes de estar en el IPA, mi hijo pasó por colegios públicos, desde transición hasta segundo grado él recibió clases en un aula tradicional. Nunca perdió un año. Pero, de allí fue expulsado bajo el argumento de que era un niño problema. Él no es un niño problema. Él simplemente ve el mundo de una manera diferente”, sostuvo Santos, a quien le fue imposible contener sus lágrimas, mientras intentaba explicar por qué se opone a la fusión del IPA con el colegio Politécnico.

Lea también: IPA desaparecería tras polémica resolución

Cuando llegó a segundo grado, la condición de Juan Esteban empeoró. “La EPS no me daba nada, ni citas médicas. En el IPA todo eso se da. Veo en mi hijo un gran avance y se nota. El niño tenía problemas de dislexia (trastorno del aprendizaje caracterizado por la dificultad para leer) y lo mejoró. Ha recibido terapias de fonoaudiología, lenguaje y salud ocupacional”, precisó la mujer.

Recalcó que conoció el IPA por una recomendación. Al solicitar los servicios, el menor fue valorado por un psicólogo, quien determinó que, entre otras cosas, sufría de acoso escolar y matoneo. Ahí inició toda la ruta hasta que la EPS le diagnosticó autismo y síndrome de Asperger.

“Mi hijo es un niño muy inteligente. A pesar de su edad sabe manejar programas de diseño y quiere aprender japonés. Su problema no es cognitivo, su problema es emocional y es difícil estar en un colegio donde no va a poder tener amigos”, acotó.

Discriminación

Como Laura Santos, muchos son los padres de familia que se trazaron varios caminos hasta encontrar el que los condujo al IPA, donde recibieron apoyo interdisciplinario. De ahí, su oposición ante la presunta desaparición de la institución, tras la resolución 1169 del 21 de marzo de 2019, de la Secretaría de Educación de Bucaramanga.

Teniendo en cuenta lo expresado por estos padres, no hay garantías de que al entrar a un espacio educativo tradicional los niños no van a tener un retroceso en la parte académica o que se van a poder vincular en otros espacios sociales sin problema alguno.

“Hay niños que estudian en el IPA, salen de quinto grado con 15 años y cuando llegan a una institución no los reciben por la edad. Entonces en dónde está la inclusión, si la primera discriminación es por su edad, muchas veces ni siquiera es por la condición”, indicaron.

No obstante, afirmaron que desde el primero momento que llegaron al Instituto, el cual lleva cerca de 38 años en funcionamiento, encontraron apoyo. Muchos papás llegan allí sin ni siquiera saber lo que sus hijos tienen, entonces luego de obtener un diagnóstico, ubican al niño según sus capacidades en un aula. Allí lo recibe un equipo interdisciplinario y dependiendo de sus deficiencias se trabaja y se estimula. A los padres también se les enseña.

Le puede interesar: Padres insisten en formación incluyente para menores con necesidades educativas especiales

Esperanza Vera, quien asumía como rectora del IPA, desde el inicio rechazó tal disposición. “La Secretaría de Educación dice que el decreto 1421 de 2017 (Ministerio de Educación) habla de la inclusión, pero no de cualquier manera. Esta inclusión debe responder a una estrategia de atención por parte del Municipio para garantizar que estos niños, con un criterio de discriminación positiva, reciban el apoyo complementario que sus condiciones iniciales requieren”.

“Hay mucha gente que está equivocada, hasta el mismo alcalde de Bucaramanga, Rodolfo Hernández, quien me dijo que tenía (en el instituto) un poco de bobitos. Nosotros en el IPA tenemos desde un niño con una inteligencia brillante a uno con un perfil de dificultades de aprendizaje y retardo mental”, acotó.

Total oposición

Sandra Jaimes, presidenta del Sindicato de Educadores de Santander, SES, apoyó las voces de protesta frente a la decisión administrativa que tomó la Alcaldía de Bucaramanga, por medio de la Secretaría de Educación. Si bien el SES defiende la inclusión, esta se debe dar con todas las garantías.

“Se pone en riesgo los avances que estos niños han tenido. Sacarlos de esta manera y ponerlos en grupos numerosos de 40 estudiantes va a provocar que sean excluidos. Le solicitamos al alcalde, Rodolfo Hernández, que reverse esa decisión. Va en contravía de los derechos de los niños”, anotó Jaimes.

Entre tanto, Mauricio Martínez, miembro del SES, aseguró que el IPA es la única institución en el oriente colombiano que mantiene un modelo educativo con enfoque diferencial positivo.

“Los mismos docentes manifiestan que si no pueden con salones tan saturados cómo será con niño con condiciones especiales”, puntualizó.

Respuesta oficial

Ana Leonor Rueda, secretaria de Educación de Bucaramanga, señaló que la decisión que se tomó está motivada jurídicamente y contó con la asistencia técnica del Ministerio de Educación.

“La mejor educación que puede recibir un estudiante con discapacidad se recibe en un aula de educación regular, no en un aula segregada. Los trastornos del aprendizaje no son una discapacidad y los maestros están capacitados para manejarlos”, explicó la funcionaria.

Según ella, las personas están más preocupadas por las terapias, que por los procesos pedagógicos.

“De manera paralela, en este centro educativo funcionaba una IPS que cobraba. Cuando los niños terminen grado quinto van a tener el tránsito a su grado sexto en la misma institución. Seleccionamos el Politécnico por las especialidades”, subrayó.

La dependencia tomará acciones para establecer convenios con entidades que puedan apoyar el proceso de transición, teniendo en cuenta que dentro de la población del IPA hay menores con condiciones médicas y no de discapacidad.

En lista

Lo que se mantiene y lo que se acaba con la fusión del IPA y el Politécnico, según la Secretaría de Educación de Bucaramanga:

1. El IPA no se acabará. Pasa a llamarse Sede Santa Ana o Sede E del colegio Politécnico.

2. Cerca de 400 estudiantes, actualmente matriculados en el IPA, siguen recibiendo sus actividades académicas en las mismas instalaciones y con los mismos docentes.

3. Los maestros que se encontraban en el IPA pasan a formar parte de la planta docente del Politécnico.

4. Esperanza Vera, directora del IPA, fue reubicada en la sede educativa Jorge Eliécer Gaitán, donde la Secretaría de Educación la asignó con funciones de rectora.

5. En la sede E del Politécnico no se tendrá apoyo terapéutico. Las terapias de psicología, fonoaudiología y salud ocupacional que brindaba el IPA se deberán obtener desde el sector Salud y no desde el sector educativo.

Opinan los padres

María Teresa Serrano Mantilla:

“Hace tres años mi hijo está en el IPA. Sufre de retardo. No puedo mandarlo al Politécnico porque lo rechazarán. Tiene 10 años, no sabe escribir y en el Instituto le han brindado apoyo”.

Ambar Ardila:

“Tengo dos hijos con autismo. A todos nos ha tocado hacer la ruta de los colegios porque nadie se los aguantaba. En el IPA adquieren competencias que en otros colegios no”.

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad