sábado 24 de agosto de 2019 - 12:00 AM

‘Servicio de urgencias del HUS: El más congestionado del país’

Para conocer de primera mano la situación que afronta el área de urgencias del Hospital Universitario de Santander, HUS, declarada en alerta amarilla y otros temas prioritarios, el Viceministro de Salud estuvo en Bucaramanga. En reunión con el Gerente del HUS y el Secretario de Salud de Santander se tomaron decisiones importantes.

Hace tres semanas el área de urgencias del Hospital Universitario de Santander, HUS, se encuentra en alerta amarilla. ¿La razón? La alta demanda de pacientes que acuden a este servicio superó la capacidad de usuarios que se pueden atender.

Por este motivo, el viceministro de Salud, Iván Darío González, en compañía del Director de Prestación de Servicios del Ministerio, el Secretario de Salud de Santander y funcionarios de la Superintendencia Nacional de Salud, visitaron las instalaciones del hospital para evidenciar de primera mano la complejidad de la situación.

“Decidimos venir para atender la alerta amarilla del Hospital Universitario y acompañar al departamento en la identificación de los problemas y la búsqueda de soluciones que Santander debe liderar”, explicó el funcionario.

Frente a la alerta amarilla, tema que causa mayor preocupación, el Viceministro señaló que aunque reconoce la labor del HUS y el esfuerzo que hace para soportar la atención de los pacientes de Santander, el servicio de urgencias es el más congestionado del país.

“Este servicio es el más congestionado que he visto en Colombia. La alerta amarilla es la más dramática que he visto en todo el territorio nacional. Hay mucho trabajo por hacer. Aunque reconozco el esfuerzo realizado para soportar la crisis, la congestión amerita un trabajo articulado...”, señaló González.

Lea también: Invertirán $4.600 millones para reactivar obras en el Hospital Universitario

Julián Niño, Gerente del Hospital Universitario de Santander, aseguró que aunque el volumen de pacientes en la central de urgencias ha disminuido, la alerta amarilla permanece.

“Estamos haciendo un seguimiento diario al comportamiento del servicio de urgencias, y aunque la cantidad de pacientes se ha reducido, aún hay una sobreocupación importante”, afirmó.

Según reveló Niño, el área de urgencias está en la capacidad de atender a 100 personas sin entrar en alerta. No obstante, el promedio de camas en urgencias no ha bajado de 160. En ocasiones se han atendido 200 y 210 usuarios.

Cómo organizar la red de atención en salud, fortalecer algunos servicios de urgencias que no están disponibles y cómo conminar a las EPS a que garanticen una red para sus usuarios fueron otros de los temas de la agenda con el Viceministro.

“Es obligación de las EPS tener una red habilitada y operando para sus usuarios. Los prestadores tenemos un rol de ayudar a conformar las redes, pero está claro que el mecanismo de aseguramiento es el responsable de que los pacientes tengan atención integral.

Desde la Secretaría de Salud de Santander también se han adelantado acciones para mitigar la crisis del Hospital, entidad que no atiende únicamente pacientes del área metropolitana de Bucaramanga, sino del resto de Santander, Arauca, sur del Cesar, Norte de Santander y el oriente de Antioquia.

“Le hemos dicho a los hospitales del área, Floridablanca, Girón, Piedecuesta, Hospital del Norte y el mismo Isabu que los pacientes que ellos puedan evolucionar y atender, no deben ser remitidos al HUS. Así se evita la congestión de urgencias”, explicó Luis Alejandro Rivero, secretario de Salud de Santander.

Le puede interesar: Declarada alerta amarilla en el Hospital Universitario de Santander

¿En qué van las obras de la Central de Urgencias?

El Gobernador de Santander, Didier Tavera, anunció en junio pasado la llegada de $4.600 millones para reactivar la obra de remodelación de la central de urgencias del HUS, que lleva un año paralizada.

En esa ocasión, el Gobernador aseguró que junto al Departamento de Planeación Nacional, DNP, trabajarían para darle continuidad al proyecto.

“Levantamos un acta de concertación en la cual el DNP va a aportar recursos cercanos a los $1.700 millones, que en este momento están congelados. Nosotros nos hemos comprometido a presentar un proyecto de fase de terminación para suplir esos errores de planeación inicial”, aseguró entonces.

Adicionalmente, la Gobernación del Departamento se comprometió a gestionar recursos por cerca de $2.900 millones para culminar las obras, antes de finalizar el 2019. ¿En qué va ese proceso?

Según explicó el Viceministro de Salud, se acordó recibir el próximo 27 de agosto, en el Ministerio de Salud, el nuevo proyecto con el fin de entregar la viabilidad y avanzar con el DNP en el levantamiento del giro de los recursos.

“Es un esfuerzo conjunto de la Nación, el DNP, el Departamento de Santander y el HUS para destrabar el proyecto y ponerlo al servicio de la comunidad. La meta es reactivarlo antes de terminar el 2019 y ponerlo en funcionamiento en el primer cuatrimestre de 2020”, afirmó Iván Darío González.

EPS deben mejorar la atención a usuarios

El Viceministro de Salud también realizó diversas exigencias a las EPS, entre ellas la de mejorar la atención a sus afiliados, así como brindar atención en salud a los migrantes venezolanos.

Frente a la implementación de las rutas de atención de las IPS y EPS explicó que en el transcurso de un mes se va a revisar la red de cada una de ellas, argumentando que si no conforman redes de prestación apropiadas la situación del HUS cada día va a empeorar.

“Con la Secretaría de Salud Departamental revisaremos cada EPS. Vamos a llevar esta discusión a Bogotá para regresar en un mes a rendir cuentas del trabajo que estamos haciendo, con el fin de mejorar la atención en salud”, dijo.

Una de las EPS que más dolores de cabeza ha generado a los santandereanos es Medimás. Al respecto el Viceministro de Salud exigió mejorar la atención a los usuarios y ponerse al día con sus deudas.

Lea además: Denuncian que EPS retrasa tratamiento de una bebé en Bucaramanga

“Medimás tiene la responsabilidad de cumplirle a sus afiliados, cumplirle a la red de prestadores. Hemos hecho acuerdos con todas las EPS de avanzar, de mejorar la atención que le dan a sus pacientes en términos de autorizaciones de remisiones, de todo lo que se requiere para prestar el servicio”, puntualizó.

Sobre la situación de los migrantes venezolanos, el funcionario envió un mensaje de solidaridad para que se brinde atención médica y manifestó que se están buscando los recursos necesarios para sanear la deuda generada en todo el país por esta causa.

Frente al acuerdo de Punto Final, que entró en vigencia con el pago de las deudas que contrajo la liquidada EPS Caprecom con entidades en todo el país y por las cuales Santander recibió $8.242 millones, siendo el HUS la entidad que se benefició con más dinero: $4.647 millones en total, Luis Alejandro Rivero, secretario de Salud afirmó que la próxima semana tendrán una reunión en Bogotá para seguir con el reconocimiento de la cartera no POS del departamento con las EPS e IPS.

La deuda en Santander puede estar por el orden de los $300 mil millones, dinero que se le debe tanto a la red pública como a las EPS de la atención no POS.

En septiembre, el Viceministro de Salud volverá a Bucaramanga para revisar la evolución de los compromisos adquiridos.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad