domingo 24 de noviembre de 2019 - 12:00 PM

Los zapatos que rompieron todos los moldes

Con su tienda virtual hace envíos a todo el mundo, y como exportadora llegó a Estados Unidos y otros nueve países, entre ellos, España y Marruecos.
Escuchar este artículo

Alice in Wonderland es un famoso cuento que narra la historia de una niña que vive una aventura en país que se sale de lo convencional. Sin embargo, Alicia Wonderland es un sueño hecho realidad, que retrata la lucha por alcanzar nuestras metas y confiar en nuestras ideas.

Sergio Serrano, es la persona que un día soñó con crear su propia marca. Al principio, como toda gran idea, se enfrentó a muchos obstáculos, pero la fuerza por lograr sus objetivos pudo más que cualquier cosa.

Así, en el 2009 y con tan solo $250 mil pesos, que eran los ahorros de su madre, decidió empezar con aquel negocio: su propia marca de Zapatos.

Una idea llena de color

Cuando Sergio Serrano pensó en crear su propia empresa, en su imaginación estaban las camisetas.

Un día se fue al centro de Bucaramanga a buscar todos lo insumos para empezar con ese proyecto. No obstante, se dio cuenta que no tenía el dinero suficiente para empezar.

Desilusionado, volvió a la fábrica de sus papás, quienes toda la vida se habían dedicado a la fabricación de calzado y se sentó frente a una de sus máquinas de coser a pensar.

Yo me quedo mirando un zapato que estaban haciendo en ese momento y digo que me lo pondría, pero me gustaría modificarle esto, quitarle aquello, cambiarle la suela y ponerle un nuevo cordón. Ahí fue cuando dije que me iba a poner a hacer zapatos”, relató Sergio.

En un principio, fue su papá quien se opuso al proyecto. Primero, porque ellos, dedicados toda una vida a esa profesión, estaban pasando por una crisis económica. Segundo, porque la idea de Sergio tenía demasiado color y era muy llamativa para una sociedad tan discreta y reservada, como la santandereana de aquella época.

La discusión era sobre de si los zapatos iban a ser solo para mujer, porque yo estaba escogiendo colores muy llamativos, pero yo decía que no, que simplemente quería hacer algo diferente, porque todo estaba lleno de zapatos negros, blancos y cafés, y yo quería que la gente encontrara algo diferente. Entonces, fue enfrentarme a un mercado que hace 10 años era muy machista, porque pensar que los hombres usaran tenis de colores no estaba muy bien visto”, contó Sergio.

Sin embargo, su mamá lo apoyó y le prestó todos los ahorros que en ese momento tenía para que naciera Alicia Wonderland, un nombre muy particular, para una marca que no era como las demás.

Mi mamá se llama Martha Alicia, por ella se escogió ese nombre. El Wonderland nace por mi hermanita, porque cuando estaba creando el perfil de Facebook, me pedían un apellido, y ella exclamó que Wonderland como el cuento. Yo pensaba en cambiarlo, pero ya quedó registrado así. Al principio sonaba muy raro, pero nos acostumbramos y después mutamos la marquilla a AW, para poder acceder a los mercados internacionales”, dijo Sergio.

Y es que, así como él mismo lo dice, AW no es cuento, en un negocio real que hoy que tiene como socios a seis distribuidoras en toda Colombia que solo venden sus zapatos. Tiene más de 600 vendedores por catálogo en todo el país y más de 80 tiendas que distribuyen su calzado de manera oficial.

Además, con su tienda virtual, hace envíos a todo el mundo, y como exportadora, ha llegado a Estados Unidos, Panamá, México, Costa Rica, Puerto Rico, Chile, Ecuador, Argentina, España y Marruecos.

Por otro lado, genera más de 50 empleos directos en la ciudad, lo que también la convierte en una marca que impulsa la economía de la región.

Nos enfocamos en contratar a buenas personas, porque es más fácil enseñarle a una buena persona que tenga una excelente técnica laboral, que enseñarle a una persona que sepa mucho ser buen ser humano. Aquí tenemos de todo, en la parte comercial y en los puntos de venta, el equipo de trabajo es mucho más joven porque necesitamos gente que vaya de acuerdo al ADN de la marca, que es rebelde, innovador, juvenil. Pero está el otro lado de la empresa, el cual dirige mi mamá, y es la fábrica, conformada en su gran mayoría por madres cabeza de familia, personas que, en otros campos, ya no les darían trabajo porque salen del rango de edad”, expresó Sergio.

El camino maravilloso

Luego de una década estando vigente, los logros que AW le ha dado a Sergio y a su familia han sido de ensueño. Aunque lo parezca, no es una película, es una realidad, en donde hoy ya puede disfrutar de los frutos de un gran esfuerzo, pero con la convicción de seguir trabajando para ir por más.

A nivel personal, el logro más grande ha sido devolverles a mis papás la tranquilidad y darles una estabilidad económica. También, hacer que mi hermana tenga un mejor futuro, que esté en un buen colegio y una buena universidad. A nivel laboral, poder generar empleo y darle desarrollo al departamento. En el tema profesional, poder contar mi historia y crear un speech, poder hablar de emprendimiento y trabajar de la mano con la Organización de las Naciones Unidas, la Organización Internacional del Trabajo, y estar en tarimas con empresarios de la talla de Mario Hernández y Rómulo Caicedo”, añadió Sergio.

Pero a pesar de todo eso, el mercado exige movimiento y AW no puede quedarse en donde está. Por eso, en palabras de su propio dueño, el 2020 va a ser un año de renovación, expansión y crecimiento. Por tres años, se han preparado para recibir esta nueva década con la apertura de nuevas tiendas, una nueva línea de producción y una nueva imagen.

Lo más importante de todo, es que este joven santandereano sigue manteniendo sus pies sobre la tierra. Porque para él es fundamental reconocer que toda esta ‘maravilla’ se debe a un camino lleno de pruebas, en donde tuvo que tocar muchas puertas para llegar a donde está y entender que sin el apoyo de las personas que nos quieren, todo sería mucho más complicado.

Tengo que agradecer la familia que me tocó porque es mi equipo de trabajo, sin mis papás no podría hacer lo que hago. Ellos se encargan de la parte de producción y financiera, entonces sería imposible no tener a dos personas de mi total confianza para poder hacer eso. Hace tres años mi hermana trabaja con nosotros en la parte de comunicación digital y hemos hecho un gran equipo”, manifestó Sergio.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad