domingo 21 de junio de 2020 - 1:00 AM

Evento de campaña de Trump, 'saboteado' por fans del K-pop y Tik Tokers

En Tulsa, Oklahoma, Donald Trump comenzó de nuevo su campaña a la reelección tras los cierres por la pandemia del COVID-19. El primer evento, al que según anuncios oficiales llegarían un millón de personas, estuvo más vacío de lo anticipado tras ser ‘saboteado’ por los K-pop fans y usuarios de Tik Tok.
Escuchar este artículo

El 11 de junio salieron al público las entradas gratuitas para el primer mitín de la campaña de reelección de Trump después del freno que representó el coronavirus.

Inmediatamente, miles de entradas fueron solicitadas y la organización del evento aseguró que, por el éxito que suponía la presentación de Trump, pondrían pantallas afuera del estadio de Tulsa (con capacidad para 19.000 personas) para que aquellos que no alcanzaron a obtener entradas pudieran oír en discurso del Presidente de los Estados Unidos.

Sin embargo, cuando llegó el momento del rally, los ingresos al estadio no reflejaban el furor en la obtención de entradas y según fuentes oficiales de Tulsa, que le confirmaron a la revista Forbes, asistieron unas 6.200 personas. ¿Qué pasó?

De acuerdo con varios medios estadounidenses, miles de fans del fenómeno musical coreano K-pop, que han ayudado a los manifestantes del movimiento Black Lives Matters bloqueando apps de reconocimiento facial, difundieron una orden clara: entrar a la página y adquirir entradas, pero no asistir al evento.

Incluso el New York Times explicó que “después de que la cuenta oficial de la campaña de Trump publicara un tweet pidiendo a los seguidores que se registraran para obtener boletos gratis, las cuentas de fanáticos de K-pop comenzaron a compartir la información con los seguidores, alentándolos a registrarse para la manifestación, y luego no aparecer. La tendencia se extendió rápidamente en TikTok, donde los videos con millones de visitas instruyeron a los espectadores a hacer lo mismo”.

Con un escenario más vacio del que acostumbra a ver, Trump arrancó nuevamente su campaña que ahora tiene un nuevo enemigo, cientos de miles de fans con acceso a internet, unidos y, valga decirlo, intensos cuando de generar impacto dentro y fuera de lo digital se trata.

El evento

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, retomó este sábado su beligerante campaña electoral pese a los crecientes contagios de coronavirus en el país con un mitin en el que cargó contra el "extremismo radical" de los demócratas y admitió haber ordenado reducir los test de la enfermedad para que hubiera menos casos.

"Los demócratas quieren llenar los tribunales de extremistas", afirmó Trump en el primero de sus actos electorales tras varios meses de parón debido a la pandemia de COVID-19, celebrado en Tulsa, una de las capitales mundiales del petróleo y que se ha visto duramente impactada por el desplome de los precios de crudo.

El mandatario retomó sus temas favoritos: las descalificaciones a su rival en las presidenciales de noviembre, el aspirante demócrata Joe Biden; responsabilizar a China de no haber controlado la expansión del virus y reivindicarse como el presidente de la "ley y el orden".

De llegar Biden al poder -dijo- será "el fin de EE.UU." ya que "está controlado por la izquierda radical".

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad