Publicidad

Política
Sábado 02 de marzo de 2024 - 12:00 PM

Político santandereano sería el cerebro detrás del millonario escándalo de carrotanques en La Guajira

El rastro de corrupción en los contratos para la compra de carrotanques que llevarían agua a comunidades en La Guajira tiene un protagonista en Santander Sneyder Pinilla Álvarez exalcalde de Sabana de Torres quien en medio del escándalo fungía como subdirector en la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres

Compartir
Imprimir
Comentarios

Compartir

Colprensa / VANGUARDIA
Colprensa / VANGUARDIA

Colprensa / VANGUARDIA

A medida que pasan los días y el escándalo por las presuntas irregularidades en la compra de 40 carrotanques para llevar agua potable a comunidades del departamento de La Guajira crece, el nombre del santandereano Sneyder Augusto Pinilla Álvarez, subdirector de Manejo de Desastres, ha venido tomando mayor relevancia al ser señalado como protagonista en el presunto direccionamiento e irregularidades de varios contratos por miles de millones de pesos en la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres, Ungrd.

Según las propias investigaciones de la Secretaría de Transparencia de la Presidencia de la República, Sneyder Augusto Pinilla, sería uno de los ‘cerebros’ en este escándalo de presunta corrupción, que hoy tiene contra las cuerdas al gobierno del presidente Gustavo Petro, toda vez que la Ungrd es una entidad que depende directamente de la Presidencia.

Las denuncias indican que Pinilla habría aprovechado su posición en la Ungrd para realizar cuestionados procedimientos en desarrollo del contrato SMD-GS-CTQ192-2023 del 12 de octubre de 2023, con el que se hizo una de dos compras de lotes carrotanques para atender la calamidad por agua en La Guajira.

La Unidad Investigativa de Vanguardia le siguió el rastro al controvertido dirigente santandereano, que comenzó su vida política con el Clan Aguilar, pasó a trabajar con el clan Tavera, logró ganar la confianza del exalcalde de Floridablanca y excandidato a la Gobernación, Héctor Mantilla, y finalmente aterrizó en el petrismo, donde por ‘carambola’ terminó en una subdirección de la Ungrd, cargo desde el cual, no solo tomó decisiones que habrían permitido el direccionamiento de miles de millones de pesos en contratos, como el de los carrotanques, sino que además, habría utilizado para fortalecer su poder político en Sabana de Torres y el Magdalena Medio.

Mientras los focos de la opinión pública se concentraban en los señalamientos contra el exdirector de la Unidad de Gestión del Riesgo, Olmedo López Martínez, y el exsubdirector general de la entidad, Víctor Andrés Mesa Galván, como los directos responsables de las presuntas irregularidades en el contrato de los carrotanques para La Guajira, de a poco, el nombre del santandereano Sneyder Pinilla, exalcalde de Sabana de Torres, fue tomando mayor protagonismo en el escándalo.

El primero en poner el nombre de Pinilla Álvarez en la palestra fue el exsubdirector general de la entidad, Víctor Andrés Mesa, quien una vez fue declarado insubsistente expidió un comunicado en el cual señaló al político santandereano como el ‘cerebro’ encargado de la estructuración del contrato para la compra de los 40 carrotanques, al parecer, con millonarios sobrecostos.

“El trámite precontractual de esta orden de proveeduría, identificada con el número: SMD-GS-CTQ192-2023 del 12 de octubre de 2023, se estructuró en la Subdirección de Manejo de Desastres, siendo Subdirector el señor Sneyder Augusto Pinilla Álvarez, cuyo procedimiento incluyó la etapa de estructuración o comité de estructuración, seguido por el comité de evaluación, la invitación que ellos hicieron a los oferentes y la Orden de Proveeduría como tal, la cual fue firmada por el Director General de la Ungrd, señor Olmedo de Jesús López Martínez”, señaló Mesa en su explicación pública.

Según el registro del contrato de proveeduría SMD-GS-CTQ192-2023, Pinilla Álvarez no solo hizo parte del comité y aprobó técnicamente el millonario convenio para la compra de los 40 carrotanques, sino que además hizo parte de las diferentes fases del proceso precontractual: solicitud de las cotizaciones, comunicaciones para la revisión previa y estructuración técnica, hasta terminar con la firma del contrato de compraventa de los 40 carrotanques, que tuvo un presupuesto total $46.800 millones, es decir, $1.170 millones por cada vehículo.

No obstante, no fue el único contrato para la compra de este tipo de vehículos de carga en el que Pinilla Álvarez participó y que hoy tiene cuestionamientos, un par de días después expidió una nueva orden de proveeduría bajo el radicado SMD-GS-CTQ-001-2024, para la compra de 20 carrotanques más para La Guajira, por valor total $27.600 millones, es decir, esta vez cada vehículo costó $1.380 millones cada uno, $210 millones adicionales por cada carrotanque en comparación con el contrato firmado inicialmente.

Este segundo contrato tuvo objeciones desde su concepción, incluso por el exsubdirector Mesa, ordenador del gasto, quien se negó a darle vía libre, debido a lo que identificó como direccionamiento y sobrecostos. Así las cosas solo se adjudicó el contrato de proveeduría SMD-GS-CTQ192-2023 a la firma Impoamericana Roger SA, representada legalmente por Roger Alexander Pastas. Según los registros documentales, empresa Impoamericana Roger S.A., tiene su sede en una casa que actualmente está abandonada, en la capital de Norte de Santander.

Precisamente, en los últimos días la Secretaría de Transparencia de Presidencia denunció penalmente al exdirector de la Unidad de Gestión del Riesgo, Olmedo López; al exsubdirector general de la entidad, Víctor Andrés Mesa; y al subdirector de Gestión de Desastres, Sneyder Pinilla Álvarez, por su participación en las irregularidades en el escándalo de presunta corrupción en la compra de los carrotanques para La Guajira.

Para la más alta oficina de transparencia en el Gobierno Petro, los funcionarios de la Unidad de Gestión del Riesgo habrían incurrido en posibles delitos como la cartelización para elevar indebidamente los costos, celebración indebida de contratos y peculado.

“El subdirector de Desastres, Sneyder Pinilla, tenía a cargo la solicitud de las cotizaciones y le pidió a tres empresas: Brand, Luket y a Inpoamericana, pero Brand tenía la esposa del señor Luis Eduardo López Rosero, que a su vez es el representante legal de Luket SAS, pero que tenían los mismos revisores fiscales, el señor José Alberto Sotelo, esta situación permite establecer que se pusieron de acuerdo para colocar estos precios artificialmente altos”, advirtió Andrés Idárraga, en entrevista con la W radio.

Adicionalmente, según la denuncia de la Secretaría de Transparencia, Sneyder Pinilla, además de su rol en la estructuración de los contratos, habría incurrido en un evidente conflicto de intereses, pues fue su artífice y luego se convirtió en el supervisor de los mismos que había ‘confeccionado’.

Desde allí, el político santandereano habría presionado para modificar la forma de pago de los contratos y así desembolsar la totalidad del presupuesto anticipadamente.

“Inicialmente la proveeduría del contrato establecía entregar el 80 % y luego el 20 % al momento de la entrega, sin embargo, el 30 de noviembre del 2023 cambia esa modalidad por solicitud del señor Sneyder Pinilla y cambia a un pago contra entrega, para lo cual usan una certificación de la Kenworth sobre la entrega de los 40 carrotanques, ahí es donde queremos ver realmente la transacción, porque parece que fue un mano a mano sin condiciones de respaldo y con unos presuntos sobrecostos”, agregó el secretario de Transparencia.

Como si todo lo anterior no fuera grave, esta semana el senador Jonathan Pulido, más conocido como Jota Pe Hernández, advirtió sobre la existencia de otro contrato, del 18 de diciembre del 2023, por parte de la Ungrd para la compra de 35 vehículos más, por valor de $25.375 millones.

“Carrotanques que pagaron a $725 millones pero que podrían tener un sobrecosto de más del doble. Estos carrotanques tienen un valor real, incluidos todos los impuestos, y además de todos esos valores la Ungr quiere agregar más para tratar de justificar estas compras, y no da más de $350 millones, o sea, tendrían un sobrecosto de $375 millones por cada vehículo”, denunció.

El congresista santandereano detalló que el sobrecosto en este nuevo polémico contrato de la Unidad de Gestión del Riesgo podría alcanzar los $13 mil millones.

“Estamos hablando de la compra de otros 35 carrotanques, diferentes a los 40 que ya el país conoce, una compra por $25.375 millones, donde encontramos que el sobrecosto podría ser de $13.125 millones”, agregó el senador Hernández.

Al igual que los otros contratos, este proceso también fue aprobado por Sneyder Pinilla.

Le también: Contraloría confirma irregularidades en el millonario contrato de compra carrotanques del Gobierno

En junio del 2023 Sneyder Pinilla se posesionó como Subdirector para el Manejo de Desastres de la Ungrd, en reemplazo del también santandereano, Diego Enrique Vargas, quien salió de ese cargo en medio del escándalo por el hallazgo de una maleta con $500 millones en efectivo en su oficina.

La llegada de Pinilla Álvarez a la Ungrd sorprendió, pues más allá de haber sido alcalde y un nombramiento en el Invías Santander con el respaldo del exalcalde de Floridablanca, Héctor Mantilla, la hoja de vida de Sneyder Pinilla no era la más idónea para ocupar la subdirección de la entidad, un cargo con altas exigencias técnicas en el manejo de atención de emergencias, calamidades o desastres.

A pesar de su poca experiencia, Pinilla se posesionó y en ocho meses se convirtió en el súper poderoso de la contratación en la Unidad Nacional para Gestión del Riesgo. Pero ¿cómo el exalcalde de Sabana de Torres llegó a ser nombrado en el alto cargo directivo de la Ungrd?

Como si se tratara de un ‘camaleón’, y como ya lo había hecho en su vida política en Santander, Pinilla no dudó en cambiar de toldas políticas para llegar a este importante cargo en el Gobierno Nacional.

Vanguardia tuvo acceso a una grabación en la cual, en 2015, en plena campaña por las elecciones locales, el exgobernador de Santander, Hugo Aguilar, jefe del clan Aguilar, uno de los más poderosos de la región, llegó hasta Sabana de Torres para ‘levantarle la mano’ al debutante aspirante a la Alcaldía de ese municipio, Sneyder Pinilla Álvarez, un ingeniero que se estrenaba en la contienda electoral como aspirante del Movimiento ASI y el Partido Conservador.

“Téngalo por seguro, Sabana de Torres, que el futuro está en estos jóvenes, es un buen amigo, un muchacho de familia, trabajador, honesto, visionario, emprendedor y que sabe de tejido social, trabajar por los pobres, para los más humildes, para los más necesitados, la tercera edad, los niños, los discapacitados y también apoyando al empresario, al ganadero, al palmicultor, a esa gente que genera empleo, por eso es una garantía y hoy estoy aquí, Sneyder, porque sé lo que significa usted para Sabana de Torres”, manifestó en plena plaza pública el exgobernador Aguilar (condenado por parapolítica).

Con el apoyo del clan Aguilar, que en ese momento ostentaba poder en la Gobernación de Santander con Richard Aguilar, Sneyder Pinilla logró la elección como alcalde de Sabana de Torres con más de 4 mil votos, un gran triunfo teniendo en cuenta que era su estreno en las lides electorales.

Ya en el poder, el entonces alcalde de Sabana Torres comenzó a forjar nuevas alianzas políticas, esta vez con el exgobernador Didier Tavera (liberal) y luego con el entonces mandatario de Floridablanca, Héctor Mantilla (conservador).

Sin embargo, fue su amistad con otro santandereno pero militante de Comunes (partido político de las antiguas Farc), también integrante de la Unidad Nacional de Gestión de Riesgo, la que determinó la llegada de Pinilla Álvarez a la subdirección para el Manejo de Desastres.

Se trata Alexander Angulo Ordóñez, actual Coordinador Nacional de Reasentamientos de la Ungrd, de plena confianza de Olmedo López y del propio presidente Gustavo Petro.

Sneyder Pinilla y Alexander Angulo Ordóñez se conocieron en las elecciones locales del 2015, en Sabana de Torres, cuando Pinilla era candidato a la alcaldía y Angulo aspirante a al concejo, ambos avalados por el partido Alianza Social Independiente, ASI.

Aunque Sneyder Pinilla fue elegido alcalde, con toda la maquinaria Aguilar impulsando su candidatura, Angulo Ordóñez no corrió con la misma suerte y se ‘quemó’, obtuvo solo 92 votos.

Tres años después Angulo, con el guiño de Sneyder Pinilla intentó ser candidato a la Cámara de Representantes con la Coalición Alternativa Santandereana, en las legislativas del 2018, a través del aval del ASI, sin embargo, el ungido fue Diego Jaimes, situación que suscitó el disgusto de Angulo quien decidió renunciar a su militancia en la colectividad.

A pesar de no haber logrado el aval, Alexander Angulo concentró sus esfuerzos en respaldar la candidatura al senado de Olmedo de Jesús López, quien aspiraba por la Coalición Lista de la Decencia, con el respaldo de la ASI.

Aunque Olmedo López se ‘quemó’ en sus intenciones de llegar al Congreso, al obtener únicamente 6.909 votos, el hasta hace poco director del Ungrd logró la votación más alta de la Lista de Decencia en Sabana de Torres, superando a figuras de la talla de Gustavo Bolívar, del petrismo, o Aída Avella, líder de la UP.

Luego de renunciar a su militancia al ASI, Angulo, con ayuda económica del entonces alcalde de Sabana de Torres, viajó a Argentina donde fundó una ONG para refugiados políticos. Tras varios años en ese país y ser expulsado de Paraguay en 2021, por reunirse con el grupo guerrillero autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo sin el permiso del gobierno de ese país, Angulo Ordóñez regresó a Colombia y comenzó a militar en el partido Comunes.

Ya en la dirección de la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo, Olmedo López le propuso a Alexander Angulo la subdirección de Gestión del Desastres, sin embargo, no cumplía con los requisitos para el cargo por falta de estudios especializados y/o experiencia relacionada.

Ante esta situación, Olmedo López decidió nombrarlo como Coordinador Nacional de Reasentamientos y a la vez este le dio el guiño a Sneyder Pinilla para que llegara a la Subdirección para el Manejo de Desastres, ambas oficinas con millonarias chequeras para ejecución de proyectos y la atención urgente de calamidades en el país.

La cercanía entre Olmedo López y Alexander Angulo es tal, que incluso el exdirector de la Ungrd estuvo el pasado mes de diciembre en la boda del santandereano, que se celebró en Sabana de Torres.

La Unidad Investigativa de Vanguardia intentó varias veces comunicarse con Sneyder Pinilla y con Alexander Angulo, pero no hubo respuesta por parte de los funcionarios, no respondieron mensajes ni llamadas.

Olmedo López, quien en medio del escándalo ha defendido sus actuaciones y nombramientos, esta semana renunció a su cargo y ha concedido entrevistas en las que niega las irregularidades denunciadas en la compra de los carrotanques. López declaró a Colprensa que los cuestionamientos en su contra tienen de fondo una persecución política.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.

Publicado por Unidad Investigativa

Publicidad

Publicidad

Tendencias

Publicidad

Publicidad

Noticias del día

Publicidad