martes 14 de julio de 2020 - 12:00 AM

Alerta naranja en Bucaramanga por posibles crecientes de ríos

Si bien la región Andina atraviesa por una temporada seca, autoridades reconocen que se han presentado varios fenómenos que han variado drásticamente las condiciones meteorológicas. Ideam pronostica lluvias.
Escuchar este artículo

Las altas posibilidades de que se presente una creciente súbita en los ríos de Oro y Suratá conllevaron a que la Unidad de Gestión del Riesgo de Desastres de Bucaramanga declarara la alerta naranja.

Luis Ernesto Ortega, coordinador de dicha Unidad, comunicó que durante los últimos días se han presentado variabilidades hidrometeorológicas, pese a que nos encontramos en temporada seca. De hecho, el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales de Colombia, Ideam, ha pronosticado precipitaciones en julio, incluso prevé aumento de la nubosidad y lluvias en el centro y norte de la región Andina, sur de la región Caribe y oriente de las regiones Amazónica y Orinoquía.

“Los fenómenos que hemos tenido han provocado que miremos y revisemos constantemente las condiciones y las recomendaciones que da el Ideam y la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo. Hay ondas tropicales que se están atravesando por los lados de la Amazonía, suben por la Orinoquía, pasan por Arauca y se interceptan con la región Andina, afectando parte de Bucaramanga y el área metropolitana”, explicó el funcionario.

En este sentido, lo que se pretende con la alerta es que los cuerpos de socorro estén atentos a cualquier situación y las comunidades que vivan cerca de las riberas se mantengan en alistamiento por la posibilidad de una creciente súbita.

Lea también: Alertas tempranas, un sistema que salvaría vidas en el área

Ortega aseguró que el monitoreo de los caudales se hace con el Sistema de Alertas Tempranas que, de presentarse una creciente del río de Oro, permite darle un aviso a la población con dos horas de anticipación.

“En el caso del río de Oro tenemos un sistema en red con Girón y Floridablanca. Entonces cuando en la parte alta de Girón caen volúmenes altos de agua y la lámina de agua alcanza el umbral de los 4,20 metros, se genera una alerta y a los primeros que empezamos a advertir es a los habitantes de los sectores de José Antonio Galán, 5 de Enero y Carlos Pizarrro. Sin embargo, desde que empieza la creciente en esa zona hasta cuando llega a Bucaramanga, pueden transcurrir dos horas aproximadamente”, puntualizó.

De acuerdo con la información que maneja la Administración Municipal, los sectores más vulnerables a sufrir afectación en la zona suroccidental de la capital santandereana son Gallineral, 5 de Enero, Carlos Pizarro y José Antonio Galán, que son poblaciones que están dentro de la ronda de inundación del río de Oro. Allí hay al menos unas 1.200 viviendas.

En la parte intermedia del recorrido del río de oro, más exactamente sobre la zona centro, se tiene al sector de Puente Nariño donde hay aproximadamente unas 320 familias.

Y en la zona norte, donde se unen los ríos De Oro y Suratá, las afectaciones serían para cerca de 120 viviendas que se encuentra en La Playa, La Playita y El Plan.

$!Alerta naranja en Bucaramanga por posibles crecientes de ríos

El jefe de la Unidad de Gestión del Riesgo de Desastres aclaró que si bien las lluvias que se han presentado son muy débiles, no es conveniente bajar la guardia. “El jueves que fue el día que más llovió, cayeron cerca de 21 milímetros en dos horas distintas con periodos muy cortos de tiempo que oscilan entre los 20 a 25 minutos; uno consideraría que por el volumen no es mayor, pero cuando se agrupa, la cantidad cambia y ahí es donde se afirma que cayó bastante agua”, subrayó.

Recomendaciones

La Unidad de Gestión del Riesgo de Desastres de Bucaramanga confirmó que, durante este tiempo de confinamiento, muchas personas se han dedicado a invadir terrenos o predios en áreas no construibles, no desarrollables y con alto riesgo de deslizamiento o inundación. Por esta razón, el llamado es a que no sigan efectuando este tipo de labores para evitar que ocurra una tragedia.

Por otro lado, se sugiere hacer limpieza de las canaletas para evitar que se generen represamientos de agua, ante la alta probabilidad de aguaceros sobre la ciudad en los próximos días. Asimismo, revisar los tejados y las estructuras elevadas que puedan colapsar por causa de vientos fuertes.

También se recomienda tener a la mano los números de emergencia: 132 Cruz Roja, 144 Defensa Civil, 119 Bomberos de Bucaramanga, 123 Policía Nacional y #767 Policía de Tránsito y Transporte.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad