miércoles 18 de diciembre de 2019 - 12:00 AM

¿Cuántas madres adolescentes hay en Bucaramanga?

Con la estrategia de educación sexual integral, adaptada por la Secretaría de Salud y Ambiente de Bucaramanga, la incidencia del embarazo adolescente en la ciudad ha disminuido.
Escuchar este artículo

En lo corrido de 2019 han nacido 5.363 bebés en Bucaramanga. De ellos, 480, un 9 %, son hijos de mujeres adolescentes entre los 12 y los 18 años. La información la entregó a Vanguardia el Observatorio Digital de Bucaramanga. Aunque la cifra aún preocupa, las autoridades de salud trabajan en la meta de cero embarazos adolescentes. Sin embargo, se registra un descenso considerable en este fenómeno de salud pública.

El año pasado se registraron 6.751 nacimientos, de los cuales 691, lo que representa el 10,2 %, correspondieron a madres adolescentes.

Adriana García-Herreros Mantilla, secretaria de Salud y Ambiente de Bucaramanga, aseguró que si bien todos los temas de salud pública son importantes, hay unos que generan mayor connotación y son aquellos relacionados con la población adolescente, por su condición de vulnerabilidad. Por ello, en la ciudad se implementaron estrategias encaminadas a la prevención del embarazo adolescente.

Educación integral

Con la iniciativa educación sexual integral, la Secretaría de Salud de Bucaramanga reorganizó las acciones de promoción y prevención ante embarazos no deseados y las enfocó en una atención integral de la sexualidad.

¿Esto qué quiere decir? Que a través de charlas y talleres se entregaron las herramientas para que cada adolescente conozca su ser, sus conflictos, sus valores, entre otros y tome de manera consciente la decisión correcta en el momento en que la debe tomar.

Lea también: Denuncian red de tramitadores en Bucaramanga para solicitar el pasaporte.

“A diferencia de lo habitual, trabajamos en el reconocimiento, cuidado del cuerpo, relaciones interpersonales, sexualidad, toma de decisiones y el empoderamiento de los jóvenes en su proyecto de vida. No obstante, el uso de los métodos de barrera y planificación familiar siguen siendo importantes, pero eso ya no impacta al adolescente”, revela la funcionaria.

En este sentido, promover la educación para la sexualidad va mucho más allá de hablar de prevención de embarazo, prevención de Infecciones de Transmisión Sexual, ITS y anticonceptivos. Hoy se debe entender que los jóvenes no quieren hablar de sexo abiertamente, sino entender cómo relacionarse con otras personas, cómo cuidar su cuerpo o cómo definir su proyecto de vida.

$!En Bucaramanga no se han incrementado los casos de adolescentes embarazadas, por el contrario la cifra ha disminuido desde el 2016. (Foto: Getty / VANGUARDIA)
En Bucaramanga no se han incrementado los casos de adolescentes embarazadas, por el contrario la cifra ha disminuido desde el 2016. (Foto: Getty / VANGUARDIA)

De ahí que la estrategia haya sido implementada en los colegios oficiales de la ciudad, integrando menores de 16 años, padres de familia y docentes.

“Además de trabajar al adolescente debemos formar padres de familia que sepan abordar temas de sexualidad y de conflicto adolescente, con la suficiente empatía y orientación asertiva, evitando que el consejo llegue de los pares adolescentes, que muchas veces dan indicaciones inadecuadas”, manifestó García-Herreros Mantilla.

De otro lado, capacitar a los docentes también es primordial, pues es en el colegio donde los adolescentes pasan la mayor parte de su ciclo de vida.

Así las cosas, este año, la Secretaría de Salud y Ambiente realizó la intervención de 2.557 padres de familia en 27 talleres, 151 profesores y coordinadores en cuatro talleres y 3.433 escolares en 426 talleres teórico-prácticos, cada uno de 15 personas.

Saber cuando ser mamá

La tarea es sensibilizar a los menores para que asuman un rol responsable y se cuiden, además de concientizar a estudiantes, docentes y padres de familia, para que el embarazo adolescente no sea un tabú, sino una prioridad que permita reflexionar sobre cómo evitarlo.

“La historia no es que las adolescentes no se vean como mamás, es que aprendan cuando deben serlo. Se trata de sensibilizar sobre lo que les conviene y que lo hagan de una manera consciente. No es que les digamos que no tengan bebés, es que tengan la capacidad de decidir que primero van a estudiar, a realizarse como mujeres y a tener estabilidad emocional, para luego pensar en embarazos”, resaltó la Secretaria de Salud y Ambiente.

Le puede interesar: Premian a jóvenes investigadores de Santander.

¿Quién es el padre?

De los 691 embarazos adolescentes registrados en 2018, 143, es decir el 21 %, el padre también es un joven entre los 12 y 18 años. El restante 79 % corresponde a adultos.

En lo que va del 2019, el Observatorio Digital de Bucaramanga ha reportado preliminarmente, que de los 480 nacimientos, 106, el 22 %, corresponden también a padres adolescentes. El restante 78 % corresponde a adultos.

“Disminuir el embarazo adolescente se traduce en años de vida productivos, felizmente ganados. Como ser humano me gané unos años en los cuales tengo la opción de producir, y de una manera feliz porque es mi decisión. Eso me permite tener un proyecto de vida, que es lo que buscamos, que nuestros jóvenes tengan un plan a largo plazo y no a mañana, cuando nazcan los hijos no planeados”, menciona García-Herreros.

“No obstante, aún tenemos el reto de llegar a las 600 niñas, en promedio, que se están embarazando en Bucaramanga. Son 600 niños probablemente no deseados, que se convierten en una carga adicional para esa familia, que no lo estaba esperando”, agrega Maribel Ayala, referente de Salud Sexual y Reproductiva de la Secretaría de Salud y Ambiente de Bucaramanga.

Adicional a la meta de cero embarazos adolescentes, Bucaramanga encamina sus esfuerzos a que el inicio de la vida sexual sea en promedio a los 20 años. En la actualidad los jóvenes tienen su primera relación sexual entre los 12 y los 14 años.

$!5.363 bebés han nacido en Bucaramanga en 2019, de los cuales 480 son de madres adolescentes. 138 nacimientos se registraron en la comuna Norte.
5.363 bebés han nacido en Bucaramanga en 2019, de los cuales 480 son de madres adolescentes. 138 nacimientos se registraron en la comuna Norte.

Prevenir embarazos no planeados, es prevenir violencia

Evitar en los adolescentes comportamientos machistas, violencia intrafamiliar e incluso embarazos es el propósito de la cátedra noviazgos saludables, impartida en los colegios públicos de Bucaramanga. La relación entre sexualidad a temprana edad, un embarazo no planeado y violencia en casa también hacen parte de la campaña.

“Muchas veces esas ganas de demostrarle amor al otro terminan en relaciones sexuales irresponsables, en las cuales los adolescentes no tienen en cuenta que deben cuidarse. Es allí donde se desencadenan los embarazos no deseados y no planeados, que también pueden terminar en una situación de violencia si el tema no se sabe abordar”, explicó Sandra Milena Ruiz, psicóloga y Coordinadora de la estrategia ‘Nuevas masculinidades’.

Según la funcionaria, el ciclo de violencia intrafamiliar, que tiende a ser repetitivo, en la mayoría de los casos comenzó por las malas decisiones de los padres.

“Les hacemos ver que la edad en la que están no es la adecuada para empezar una vida sexual. El noviazgo es una etapa en la cual se tienen vivencias y se comparte en pareja pero no implica tener relaciones, ese encuentro debe darse en su momento y con la mayor responsabilidad posible”.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad