miércoles 25 de septiembre de 2019 - 9:25 AM

El Circo bajo el sol en Bucaramanga: Danilo, una marioneta con vida y ‘son’ de salsa

Trabajar en los semáforos de Bucaramanga se ha convertido en una forma de sustento de cientos de artistas. El Circo del Sol de Bucaramanga es un espacio de Vanguardia para homenajear a quienes diariamente deleitan a los ciudadanos de esta manera. Esta es la historia de José Gregorio Azuaje y Danilo, su marioneta bailarín.
Escuchar este artículo

Con un parlante al hombro, su marioneta en la mano, un pequeño sombrero que deja al descubierto su aire bohemio y una sonrisa dibujada en el rostro, José Gregorio Azuaje empieza, desde antes de que salga el sol, su jornada laboral.

Lea también: El rebusque del Centro: El útil oficio de los ‘tinterillos’ en Bucaramanga

A diferencia de muchos, él no tiene oficina con aire acondicionado, escritorio o siquiera un dispensador de agua en dónde calmar la sed en los días en los que el calor se hace insoportable. En cambio, trabaja junto un semáforo, que cada 45 segundos hace las veces de telón y que le indica que es hora de la función cada vez que pasan el verde, amarillo y rojo.

Y allí, ante la mirada de los espectadores que esperan el cambio de luz, empieza el acto.

Con la destreza que le dio la calle, Danilo, su fiel amigo, un borrachín de pueblo al que los tragos se le subieron a la cabeza hace ya varios años, empieza el baile. El muñeco de madera, inspirado en el clásico cuento de El Principito y que cobra vida gracias a la sutileza de los 18 hilos que lo sostienen pero que son casi imperceptibles a la mirada, toma el protagonismo.

El Circo bajo el sol en Bucaramanga: Danilo, una marioneta con vida y ‘son’ de salsa

Sus pequeños pies, pintados de blanco y negro, simulan tener el calzado más fino que podría permitirse un juguete que cumple 25 años en las calles y que al igual que Gepetto con su Pinocho, José Gregorio sueña con que algún día cobre vida.

Pero esas cuantas maderas, metales, pedazos de tela e hilos, no están muertos. Danilo, según cuenta alegremente José Gregorio, y sin miedo de parecer loco, vive en cada acto, porque se requieren de unos cuantos segundos para comprender que solo ‘alguien’ con alma podría alegrar a los espectadores con la facilidad y el ‘tumbao’ con el que lo hace Danilo.

Y al sonar la música, un bailarín ‘sin corazón’ tiene el poder de robarse cientos de miradas que hacen de esos 45 segundos de espera, el motivo suficiente para continuar el camino con una sonrisa y un buen éxito de salsa en la cabeza.

Le puede interesar: El rebusque en el Centro: El pintor que retrata la humanidad y su crueldad en Bucaramanga

Todo ello a cambio de unas cuantas monedas, o incluso gratis si es que no se tiene para aportar en el momento, pero eso no cambia el entusiasmo propio del espectáculo y sus artistas.

Una madera con el sabor de la salsa

Danilo es el mayor de sus tres hermanos y el fiel compañero de otra pequeña marioneta que le rinde tributo al mejor amigo del hombre. Pero de todos, es el mejor bailarín, incluso el más guapo, el menos vanidoso y también el más cercano a las personas. Es tan amigable que cualquiera puede ponerlo a bailar.

Pero hacerlo no es tarea fácil, porque aunque José Gregorio lo haga parecer sencillo, se requiere de una gran destreza y agilidad en los dedos y de ritmo en el corazón. Aún así, la salsa lo cautivó desde el primer momento.

El Circo bajo el sol en Bucaramanga: Danilo, una marioneta con vida y ‘son’ de salsa

A pesar de que la sangre no corre por sus venas, los clásicos de los grandes artistas como Richie Ray y Bobby Cruz, Henry Fiol, Adalberto Santiago, Frankie Ruiz, Celia Cruz, Ray Barreto, Tito Puente, Héctor Lavoe y Willie Colón sin lugar a dudas corren por sus hilos.

Al ‘escucharlos’ le da vida a uno de los mejores espectáculos. Sus pies se mueven en perfecta sincronía, es tan ágil que sus hombros van al ritmo de la música y como cualquier buen artista, siempre está de frente al público.

Pero no en todas las presentaciones la respuesta a su arte, esa que se hace en la calle, a veces bajo un imponente sol y otras bajo torrenciales lluvias, recibe los aplausos que merece.

De tanto en tanto es criticado, mirado con desprecio, ignorado o simplemente su trabajo no recibe ni siquiera una moneda, que aunque sea de poco valor, suma para que José Gregorio pueda comprar la comida del día y pagar el hospedaje de la noche.

Lea además: La noche en que el público de Bucaramanga vio llorar a ‘Tongorito’

Pero para ellos, esas no son penas. Cada día, desde las 6:00 a. m. hasta las 5:00 p. m., se ponen como meta deleitar al público que pasa por el Puente de la Novena, un punto en el que sienten que pueden demostrarle a los bumangueses el talento de dos artistas nómadas que llevan sus maletas cargadas de sueños.

El ‘Gepetto’ de Danilo

Las manos de José Gregorio están llenas de arte, no solo porque día a día le dan vida a sus marionetas sino porque con ellas talló a Danilo y a sus hermanos, en su natal Trujillo, en Venezuela.

Es artista desde hace 30 años y lo que más le gusta de su profesión son las sonrisas que le saca a la gente y el poder que tiene, por medio de arte, de rendirle tributo a esos personajes propios de América Latina: a sus mujeres, animales, personajes míticos y bohemios.

El Circo bajo el sol en Bucaramanga: Danilo, una marioneta con vida y ‘son’ de salsa

Es un hombre sencillo que a pesar de tener el tono de voz bajo, tiene una imaginación sin límites; con ella ha recorrido toda Venezuela, desde las costas hasta los páramos, llegando a Brasil y haciendo ahora una parada en Colombia. Medellín será su próximo destino.

Se considera apasionado por lo que hace y confiesa que así como Pinocho es para Gepetto la luz de sus ojos, Danilo es para él la salvación de su alma.

Aunque muchas veces su arte no sea bien recompensado, seguirá su camino por el mundo, mostrando, a través de esos 18 hilos, el poder de un artista que trabaja bajo el semáforo de una ciudad que no es la suya, haciendo parte de El Circo del Sol de Bucaramanga.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad