jueves 04 de junio de 2020 - 4:11 PM

Ponga en práctica estos consejos para evitar los kilos de más en la cuarentena

La cuarentena ha producido temor y ansiedad por la incertidumbre del presente y el futuro. Por esta razón el factor del aumento de peso se ha convertido en un común denominador entre la ciudadanía.
Escuchar este artículo

Para la psicóloga, Diana Jaramillo, “este tiempo de cuarentena no ha sido fácil para nadie. Pues ha traído muchos cambios en los hábitos en la vida del ser humano”.

Dice que estas transformaciones se reflejan en los estados de ánimo y por esto “se comienza a experimentar ansiedad, angustia en el encierro, desesperación y preocupación”.

En fin, una serie de alteraciones que traen como resultado el cambio de dos patrones. “Estos son la tendencia a cambiar los hábitos del sueño y aumentar o disminuir el consumo de alimentos”, aseguró Jaramillo.

Según la nutricionista Sindy Paola Plata Nieto, la situación actual es un contexto nuevo, “por esta razón no estábamos preparados física ni mentalmente para vivirla. Prueba de esto, es que se ha presentado un aumento de peso en la población, un incremento en el consumo de alimentos inadecuados y una pérdida de masa muscular magra”.

Lea también: ¿Cómo afrontar con éxito la ‘nueva realidad’ ante el COVID-19?

Aparte manifiesta que se ha comprobado en la dinámica actual del covid-19 que este tiene un índice de mortalidad de hasta el 33% de gravedad en pacientes con obesidad e hipertensión, por lo tanto, una buena medida de protección es también mantener un peso adecuado a la edad y la talla.

La nutricionista afirma que las causas de los malos hábitos alimenticios son múltiples. Dice que la alimentación en casa se puede ver afectada por ansiedad y estrés, dando como resultado el consumo excesivo de alimentos, pues se tiende a confundir hambre con aburrimiento.

Agregó que también se ve perjudicada por la inseguridad alimentaria. “Muchas familias se vieron afectadas por la pérdida de sus trabajos, y con su economía solo les alcanza para comer carbohidratos simples y complejos, pues son más baratos y con alto rendimiento (papa arroz y agua de panela), generándoles el aumento de peso”.

“Esto es producto del bajo aporte de proteínas de alto valor biológico”, dijo Plata y agregó que “si a eso le sumamos la falta de ejercicio, la problemática se incrementa”.

Es necesario explicar que esta actividad, no es sólo gimnasio, sino la que se hacía a diario: caminar a tomar el bus, ir a un parque o incluso bailar. Esto trae como consecuencia la pérdida de masa muscular, que es reemplazada por grasa aumentando así el índice de sobrepeso.

Además: Sí, usted tiene derecho a descontectarse de su trabajo

“Los problemas económicos son uno de los aspectos más dolorosos y reales de esta cuarentena. El dinero no alcanza para consumir alimentos de calidad. Limitando a muchas familias a tener una dieta desequilibrada. Y si a eso se le suma que el estrés que se vive, también provoca ansiedad por alimentos no nutritivos generalmente, alimentos dulces o fritos”, afirmó Plata.

En todo caso, explicó que “una buena opción es aprovechar las verduras más baratas, que se puedan conseguir e intentar recetas nuevas en familia. Haciendo de esto una actividad divertida en la rutina”.

De esta manera mejoramos los hábitos sociales y aprovechamos el tiempo con nuestros seres queridos, para realizar una actividad nueva, evitando así la ansiedad.

También aconseja, volver a una alimentación natural, favoreciendo la compra en mercados locales, evitando los enlatados, procesados y comida ya preparada. “Es siempre una mejor opción tanto para la salud como para la economía del hogar y del país”.

Si este es su caso, la nutricionista Plata diseñó tres consejos para evitar los kilos de más en la cuarentena:

El primero es favorecer las verduras y frutas en la alimentación. Por la cuarentena algunos productos bajaron de precio. Por ejemplo, tomate y lechuga, se pueden usar en ensaladas, guisos, sopas, mezclados con arroz y similares.

Con esto, también apoyamos al campesino productor, sobre todo si los compramos en la plaza o en la tienda. Pues sale más barato que comprarlo en supermercados de grandes superficies en donde vienen cubiertos de plástico y no en las cáscaras que es su empaque natural.

El Segundo es hacer ejercicio en casa. Rutinas de yoga, de Zumba, o de entrenamiento en general, se pueden encontrar por YouTube o incluso algunos gimnasios dan clases gratuitas por las redes sociales. Esto se puede realizar a cualquier hora del día, mínimo 30 minutos diarios.

Le puede interesar: Así han reaccionado los Millennials y Centennials ante la pandemia

Y el tercer consejo es que se puede realizar una dieta fraccionada para evitar la ansiedad y el aburrimiento. Para esto se puede usar la fruta como postre, teniéndola preparada para picar en la media mañana o media tarde.

Se debe entender que los malos hábitos son los más difíciles de erradicar, debido a que, según Plata, el comer mal también se considera un vicio. Por lo tanto, se necesita mucha fuerza de voluntad para no empezar a establecer hábitos alimenticios inadecuados.

Por otro lado, Plata recalca que “cada kilo que aumentemos de peso necesita muchísimo más esfuerzo para perderlo y más cuando vamos aumentando de edad. Así que, si seguimos aumentando de peso, tendremos más tendencia a seguir engordando en vez de perderlo fácilmente”.

Además: ¡Sus aplicaciones hablan por usted! Descubra qué revelan

Sin duda, todas las enfermedades metabólicas traen consecuencias a largo plazo. “El sobrepeso generalmente aumenta a obesidad, También puede aparecer la hipertensión, la resistencia a la insulina, diabetes y un sinfín de complicaciones”, expuso Plata.

Para la psicóloga Jaramillo, “la idea es que el ser humano, pueda ser consciente de la situación que se está viviendo, tratando de crear rutinas diarias. Para poder canalizar de forma más sana todas las emociones que podemos experimentar durante la cuarentena”.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad