sábado 06 de noviembre de 2021 - 12:00 AM

Elecciones en Nicaragua: ¿Ortega contra Ortega?

El presidente Daniel Ortega parte como favorito en los cuestionados comicios que se celebran mañana en el país centroamericano. El líder sandinista tiene el camino despejado para repetir su quinto mandato y cuarto consecutivo, con una oposición ‘descabezada’, presa o exiliada.
Escuchar este artículo

Lo que se vivirá mañana en Nicaragua parece ser una victoria ‘cantada’.

Unas controvertidas elecciones presidenciales que han sido calificadas como una “farsa”, con siete precandidatos opositores tras las rejas y más de 150 “presos políticos”, cuyo objetivo primordial es catapultar el poder que ostenta desde hace 14 años Daniel Ortega.

Tenga en cuenta: Ortega sigue eliminando opositores a tres meses de elecciones generales

Si bien el proceso electoral tiene cierto ‘barniz’ de legalidad gracias a la participación de siete partidos políticos en la contienda, incluido el oficialista Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), no cuenta con observadores internacionales que certifiquen la legitimidad los resultados, caso OEA, Unión Europea (UE) y el Centro Carter.

Los comicios serán acompañadas por un grupo de 170 personas adeptas al gobierno del presidente y candidato, Daniel Ortega.

Pero de credibilidad no tiene nada esta jornada, en la que Estados Unidos y la UE ya han denunciado que se celebrará sin unas mínimas garantías de transparencia y seguridad, y en la que Ortega espera hacerse a su tercera reelección consecutiva, para un cuarto mandato de cinco años y segundo con su esposa, Rosario Murillo como vicepresidenta de la República.

Le interesa: ¿“Ortega y Somoza son la misma cosa”?

Hablar de elecciones en Nicaragua es una “falacia para la democracia”, sentencia David Peña, docente de Derecho Internacional y Derechos Humanos de la Universidad Autónoma de Bucaramanga, Unab.

En ese orden de ideas, considera que “no brinda transparencia y una real garantía para los nicaragüenses que desean dar un giro verdadero y cambiar el rumbo que en los últimos años ha violado los derechos humanos el gobierno de Ortega, su esposa y familia”.

$!Elecciones en Nicaragua: ¿Ortega contra Ortega?
Elementos claves: Iglesia, Rusia, empresarios, Rosario Murillo

Para Miguel Gomis, profesor de Ciencias Políticas e Internacionales de la Universidad Javeriana, es evidente un esfuerzo sistemático más palpable que en las elecciones de 2016, por censurar o evitar que la oposición primero se uniera para presentarse de manera efectiva en estos comicios, y segundo, con capacidad para ganar.

Además: ¿Nicaragua, a un paso del autoritarismo?

Además plantea tres aspectos claves de cara a estas elecciones presidenciales: Qué va a pasar con su esposa y la relación de fuerza con su partido, el FSLN; el papel de Rusia y China, dos poderosos aliados internacionales y por último, qué postura asumirán la Iglesia y la elite económica del país centroamericano, el más pobre de la región después de Haití.

“Hasta qué punto va a ceder (Ortega) y poner a su mujer; está mostrando un camino que constitucionalmente es delicado, muestra un gobierno marcado por el nepotismo”, advierte Gomis, quien observa menos apoyos sandinistas y un gobierno cada vez más aislado.

Ahora bien, otra cuestión clave, según él, es saber si Ortega, de 75 años, se mantendrá con el apoyo de Rusia y China, a quienes les interesa tener presencia en Centroamérica, el considerado “patio trasero de Estados Unidos”.

También será importante saber que pasará con la Iglesia y el empresariado que rompió lazos con el orteguismo.

“Será clave la perspectiva que van a adoptar”, apunta el docente universitario.

Lea aquí: Tenemos que hablar

Gomis señala en ese sentido, que el gobierno sandinista perdió la credibilidad en su mano tendida, porque no pudo negociar, y salir del callejón sin salida, con un empresariado y la Iglesia cada vez menos dispuestos a negociar.

Con una oposición absolutamente diezmada, cinco candidatos le disputan la jefatura de Estado de Nicaragua al líder sandinista Daniel Ortega.

Como se recordará el frustrado diálogo, se dio a posteriori de la crisis de abril de 2018, cuando estallaron violentas protestas antigubernamentales que se saldaron con más de 300 muertos, miles de heridos y cientos de detenidos, lo que le valieron a Ortega el cuestionamiento y escrutinio internacional.

A juicio del docente Peña, “en Nicaragua se presenta una de las manifestaciones de concentración del poder que deben ser rechazadas en esta época, que vuelven a recordar momentos históricos del absolutismo déspota de los reyes”.

$!Elecciones en Nicaragua: ¿Ortega contra Ortega?
Aislamiento internacional

La oposición a apelado a la abstención de la sociedad civil como una forma de hacer contrapeso y de esta manera, presionar por la apertura de espacios políticos en medio de un contexto de represión.

Se recomienda: Nicaragua lucha contra Ortega

Unos 4,3 millones de nicaragüenses están llamados a votar en las elecciones de mañana, en medio de una crisis socio-política agravada por la pandemia de la COVID-19 y el impacto de los huracanes Eta e Iota en noviembre del año pasado.

En definitiva, la ‘obsesión’ del exguerrillero sandinista Daniel Ortega de aferrarse al poder tendrá grandes costos y lo más probable, es que profundizará el aislamiento internacional de Nicaragua.

$!Elecciones en Nicaragua: ¿Ortega contra Ortega?
Un régimen cada vez más autoritario

Desde el punto de vista de Ángelo Flórez, profesor de la Universidad Santo Tomás, el gobierno de Daniel Ortega se consolida como un régimen autoritario dada la persecución contra líderes opositores y disidentes.

“No es coincidencia que todos los precandidatos rivales terminen investigados o en la cárcel y eso refleja el índice de democracia que tiene Nicaragua en la actualidad”, destaca el internacionalista.

En su opinión, la democracia es mucho más que tener elecciones.

“Implica tener una elección libre, transparente, con una cierta igualdad jurídica para todos los candidatos, con libertad de partido, y eso no está sucediendo en Nicaragua”, describe el experto.

Los esposos o familiares que se turnan en el poder en Nicaragua no son una excepción de Daniel Ortega y su esposa Rosario Murillo, asegura Flórez, quien lo define como una tendencia extendida en América Latina.

“Entonces, es una cuestión crónica del país centroamericano que se profundiza en un régimen cada vez más autoritario”, de acuerdo con el internacionalista.

Incluso ha y quienes afirman que la figura de Murillo ha crecido en los últimos años en la medida que la de Ortega se viene apagando.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Image
Ángela Castro Ariza

Periodista de Vanguardia desde 1996. Egresada de la Universidad Autónoma de Bucaramanga. Miembro del equipo de la página internacional. Editora nocturna.

@acastro72

acastro@vanguardia.com

Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad